LA guerra en los Monegros


La sublevación. Julio-septiembre 1936


Perdiguera se sumó al bando de los insurgentes, pero en localidades como Alcubierre, Lanaja, Sariñena, Grañén o Tardienta, a la situación inicial de desconcierto siguió una posición de lealtad al Gobierno de la República, bien por la presión de los comités locales, como es el caso de Tardienta o Grañén, bien por la llegada de milicias a los pueblos. Así ocurrió en Leciñena, incorporada inicialmente al bando golpista, fue recuperada por los milicianos del POUM el 7 de agosto de 1936. En Sariñena, capital de la comarca monegrina, sólo el capitán del puesto se sumó al golpe y por ello debió huir de la localidad, tampoco los guardias de Castejón de Monegros se sublevaron. Bujaraloz fue tomada por la columna Durruti estableciendo allí el cuartel general de la unidad.

La sublevación. Julio-agosto 1936
Tras el golpe de Estado, El Diario de Huesca reapareció el 27 de julio de 1936
Milicianos y soldados defienden Alcubierre a finales de julio de 1936. Colección particular, Huesca
La localidad de Alcubierre fue hostigada por las tropas sublevadas y defendida por los primeros voluntarios llegados de Cataluña. Colección particular, Huesca


El frente en los Monegros en octubre de 1936
Caída de Leciñena y avance en la Sierra de Alcubierre

El 4 de octubre de 1936 tropas franquistas al mando del teniente coronel Gustavo Urrutia, salen de Zaragoza en dirección al puerto de Alcubierre. Atacaron antes Osera y Villafranca de Ebro, llegando a Farlete, de donde fueron rechazadas, cuatro días más tarde. El día 12 se reprodujo el combate, en esta ocasión contra las posiciones que el POUM tenía establecidas en Leciñena, logrando tomar la población y haciendo retroceder a las milicias casi hasta Alcubierre, siendo detenido el avance en las coronas de la Sierra de Alcubierre, donde quedó establecido el frente hasta la caída de Aragón. La población de Leciñena abandonó la localidad en medio de un tremendo aguacero, ante el temor a las tropas de la Mehal-la de Tetuán que formaban con los franquistas y también por las represalias que pudieran adoptarse tras la prolongada presencia republicana en el pueblo. En Robres, Alcubierre, Lanaja o Sariñena encontraron refugio durante el resto de la contienda.


El 19 de este mismo mes los sublevados tomaron la estratégica posición de Santa Quiteria, en Tardienta, el punto situado más al norte de la Sierra de Alcubierre. El ataque costó muchas vidas a ambos bandos. Los republicanos no volverían a recuperar el territorio perdido.
La batalla de Aragón

El fin de la batalla de Teruel supone el comienzo de la gran ofensiva sobre todo el territorio aragonés y la antesala de la batalla del Ebro.

Precedidos de intensos bombardeos aéreos, el Cuerpo de Ejército de Navarra, al norte, mandado por el general Solchaga, el Cuerpo de Ejército de Aragón, en el centro, bajo el mando del general Moscardó y el Cuerpo de Ejército Marroquí, dirigido por el general Yagüe, iniciaron el 8 de marzo de 2008 un imparable ataque en el frente aragonés, concentrado en el territorio de Monegros contra las divisiones 43, 31, 32 y 26 republicanas, establecidas al norte del Ebro. Paulatinamente fueron cayendo a partir del 23 de marzo todas las poblaciones al sur de Huesca, que quedó liberada del cerco: Vicién, Tabernas de Isuela, Sangarrén, Barbués, Torres de Barbués, Callén, Almuniente, Robres, Poleñino, Lanaja, Sariñena… El 26 de marzo las tropas franquistas tomaron Bujaraloz y Candasnos, llegando al día siguiente al eje del Cinca en dirección a Cataluña.


Los prisioneros se contaban por centenares, así como los evacuados. Igualmente se produjeron abundantes víctimas como consecuencia de las bombas de la Legión Cóndor que apoyaron el avance fascista. Localidades como Sariñena, una de las más castigadas, sufrieron importantes desperfectos en su trama urbana, pero de lo que nunca se pudieron recuperar fue de la sangría humana de caídos en el frente, exiliados y represaliados por el nuevo régimen que se imponía a sangre y fuego en los territorios conquistados.

Caída del frente de Aragón el 23 de marzo de 1938
Soldados republicanos capturados en las posiciones al norte del Ebro. 5º Cuerpo de Ejército. Junta Recaudatoria Civil de Zaragoza
Muchos de los soldados apresados en el frente fueron fusilados en los cuarteles zaragozanos. 5º Cuerpo de Ejército. Junta Recaudatoria Civil de Zaragoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada