La Columna de Hierro

Sede de la Columna de Hierro en Valencia

(o Columna de Ferro) fue una columna de milicias populares, de ideología anarquista, que participó en la Guerra Civil Española de 1936. Sus voluntarios venían de Valencia, Sagunto, Alcoy, Segorbe y de otros pueblos y ciudades valencianos. Participaron en el Frente de Teruel, que se crea al intentar las columnas republicanas tomar esa ciudad y no logarlo. Tuvo alrededor de 3.000 combatientes, aunque en sus listas llegó a haber apuntados más de 20.000 voluntarios, que estaban en la retaguardia por falta de armas.



La Columna de Hierro y la Revolución







Nuestros: los prisioneros libertarios de la Columna de Hierro en Sa Pobla (Mallorca)


La "Columna de Hierro", como recuerda Abel Paz, fue la expresión revolucionaria y autónoma del pueblo en armas levantado contra el fascismo. Recordemos que en Valencia, fueron las fuerzas populares, el pueblo trabajador que, después de asaltar los cuarteles a pecho descubierto y procurarse armas por su cuenta, consiguió hacer fracasar el golpe militar franquista. La "Columna de Hierro" es ejemplo de aquellos primeros días de guerra, cuando el pueblo armado, sin mandos militares profesionales, sin rituales jerárquicos, sin diferencias de grados, consigue derrotar el ejército sublevado, pasar a la ofensiva y obtener las primeras victorias sobre los generales de carrera. (Miguel López Crespí)





Homenaje a mi padre, Paulino López, uno de los primeros voluntarios de la Columna de Hierro y prisionero libertario en sa Pobla (Mallorca), en los años 40.




Reivindicar como corresponde el papel esencial de determinados historiadores no académicos en la preservación de la historia del pueblo. Ahora mismo pienso en Victor Serge, Trotsky, George Orwell, José Peirats, Abel Paz ... La historia de la Revolución Soviética de 1917 no se podría escribir sin la capital aportación de los libros de historia de un "aficionado" como Trotsky o de un revolucionario tipo Victor Serge. La comprensión de la revolución en España, el papel de la CNT y del POUM en la guerra, la acción criminal del estalinismo en los Hechos de Mayo de 1937 en Barcelona, ​​serían imposibles de analizar sin los libros de Orwell, José Peirats o Abel Paz. Pero el listado se podría alargar hasta el infinito. (Miguel López Crespí)

Mallorca republicana: sa Pobla y la historia olvidada. Recuerdos de un escritor pobler.





El gran escritor George Orwell luchó con el POUM, contra el fascismo y contra el estalinismo del PCE-PSUC. Una memoria histórica, la del comunismo no estalinista que los herederos de Líster y Pasionaria no quieren recordar.


Quizás ya es hora de reivindicar como corresponde el papel esencial de determinados historiadores no académicos en la preservación de la historia del pueblo. Ahora mismo pienso en Victor Serge, Trotsky, George Orwell, José Peirats, Abel Paz ... La historia de la Revolución Soviética de 1917 no se podría escribir sin la capital aportación de los libros de historia de un "aficionado" como Trotsky o de un revolucionario tipo Victor Serge. La comprensión de la revolución en España, el papel de la CNT y del POUM en la guerra, la acción criminal del estalinismo en los Hechos de Mayo de 1937 en Barcelona, ​​serían imposibles de analizar sin los libros de Orwell, José Peirats o Abel Paz. Pero el listado se podría alargar hasta el infinito.
Ahora mismo acaba de editar uno de estos libros tan útiles para conocer aspectos básicos de la guerra civil. Me refiero a Crónica de la Columna de Hierro de Abel Paz (Editorial Virus).Este autor también escribió impresionado biografía Durruti: el proletariado en armas
(Bruguera, 1978). Prisioneros republicanos en sa Pobla en los años cuarenta. Paulino López, el padre del escritor Miquel López Crespí es el primero por la izquierda.Fotografía tomada unos días después de su salida del campo de concentración fascista.







El libro me ha interesado especialmente ya que mi padre, el militar de la República Paulino López Sánchez conoció la mayoría de personajes históricos del anarquismo y de la izquierda valenciana y, más concretamente, los hombres de esta famosa "Columna de Hierro ". La 83 Brigada Mixta del Ejército Popular era, en realidad, la "Columna de Hierro" militarizada.
Esta nueva aportación de Abel Paz en la historia de la guerra y de la revolución me ha traído a la memoria muchos nombres de pueblos, lugares lejanos de los que había oído hablar en aquella lejana posguerra poblera. Casado con una × chica de Sa Pobla (Francesca Crespí Caldés, "Verdera") liberado ya del campo de concentración donde los fascistas la habían condenando por haber luchado por la libertad, el padre y el tío José (que también había luchado contra el fascismo en la península) recordaban la batalla de Teruel, los combates en La Puebla de Valverde, Valdecebro, Puerto de Escandón, Campillo, Villel ... Entonces yo era un niño que iba a la Escuela Graduada y, evidentemente, no entendía el significado de las palabras "Columna del Rosal", "Columna de Hierro", "Columna Macià-Companys", "Columna Torres-Benedito" o "Columna Eixea-Uribes" ... Con los años fui profundizando en la historia de la guerra y entonces pude ir captando la importancia histórica de los eventos en los que participaron el padre y el tío entre 1936 y 1939.
La "Columna de Hierro", como recuerda Abel Paz, fue la expresión revolucionaria y autónoma del pueblo en armas levantado contra el fascismo. Recordemos que en Valencia, fueron las fuerzas populares, el pueblo trabajador que, después de asaltar los cuarteles a pecho descubierto y procurarse armas por su cuenta, consiguió hacer fracasar el golpe militar franquista. La "Columna de Hierro" es ejemplo de aquellos primeros días de guerra, cuando el pueblo armado, sin mandos militares profesionales, sin rituales jerárquicos, sin diferencias de grados, consigue derrotar el ejército sublevado, pasar a la ofensiva y obtener las primeras victorias sobre los generales de carrera. Estas milicias populares de elevado componente anarquista y poumista (CNT-POUM) abolieron en muchos lugares la propiedad privada de la tierra y de las fábricas. Se crearon las primeras col × colectividades libertarias lejos del dirigismo burocrático estalinista. La "Columna de Hierro", los sectores populares que apoyaban el anarquismo y el marxismo revolucionario del POUM, querían ligar de forma estrecha la guerra antifascista y la revolución social. De ahí los enfrentamientos con los sectores estalinistas del PCE que, obedeciendo las órdenes de Stalin (que tenía acuerdos con las burguesías de Francia e Inglaterra y no quería una revolución en España), se encargaron de destruir este tipo de conquistas sociales (col × lectivitzacions agrarias, milicias populares ...).
Para mí ha sido muy importante que este libro m'ajudàs a recuperar buena parte de una historia familiar contada junto a la chimenea, en sa Pobla, ahora ya hará más de cuarenta años. Los combates del padre en La Puebla de Valverde-donde cayó herido-, la lenta recuperación de la herida en Benassal, la vuelta al frente cuando Terol ya había caído nuevamente en manos de los fascistas, la incorporación a la 83 Brigada Mixta, su destino Sanidad hasta que cayó prisionero en los combates posteriores ...




Terol 1937, unas semanas antes de la conquista de la capital por las tropas republicanas. José López, el máximo responsable del Servicio de Transmisiones de la XXII Brigada Mixta del ejército de la República es el tío del escritor Miquel López Crespí. Lo podemos ver a la derecha de la fotografía.


El tío José López luchó a la 22 Brigada Mixta como responsable de las comunicaciones del Estado Mayor. La 22 Brigada Mixta era comandada por Francisco Galán, un oficial de formación comunista hermano de aquel famoso Fermín Galán, sublevado en Jaca en tiempos de la monarquía y fusilado tras una parodia de juicio. En la 22 Brigada, junto al tío también luchaba el escritor Gonzalo Castellón, ejemplo de compromiso con el pueblo y que en 1937 participaría en el Congreso de Intel × intelectuales Antifascistas de Valencia. No hace mucho, ya de avanzada edad y después de muchos años de marginación y silencio por parte de los mandarines que controlan nuestra cultura, se consiguió que la AELC le rindiera el justo homenaje de que desde hace tantos años era merecedor.
Buena parte de la experiencia de Gonzalo Castellón es recogida en la novela × histórica Valencia dentro de la tormenta (Valencia 1987), crónica imprescindible de aquellos años heroicos y terribles que el autor me a dedicar con estas palabras: "Para la amigo Miquel con la admiración y afecto de un compañero. Esta crónica de un tiempo trágico. Golçal Castellón. Barcelona 1995 ".
Todo ello no es mera nostalgia familiar: la nueva aportación de Abel Paz en la historia de la guerra civil nos permite recuperar aspectos completamente silenciados y olvidados, tanto por los historiadores del franquismo, como por tanto academicista de andar por casa que se conforman con chupar del papeleo del estalinismo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada